La Gran Logia de Cataluña y Baleares

La Gran Logia de Cataluña y Baleares se constituye el 16 de febrero de 1991, de acuerdo con la reforma de los Estatutos de la G.·.L.·.S.·.E.·. aprobada en la Gran Asamblea de 1990.

El federalismo organizativo de la G.·.L.·.S.·.E.·. iniciado en 1990 mediante la regulación de los distritos ha realizado sólo tímidos avances que no cuajarán hasta que sea mucho mayor el número de hermanos y de hermanas que decoren las columnas de los templos. La Gran Lògia de Catalunya i Balears –al amparo de una autorización concreta contenida en los Reglamentos Generales de la G.·.L.·.S.·.E.·. adopta esta específica configuración que la enlaza con Rossend Arús y con el año 1888 y mantiene el título distintivo histórico, representando a los talleres del Principado y de las Islas en diversas instancias, como la Lliga per la Laïcitat, creada alrededor de la Fundació Ferrer i Guàrdia el 13 de octubre de 2003. El espíritu del proyecto de la nonata Gran Lògia de Catalunya de 1977 se mantiene hoy vivo en la opción federalista de la Gran Lògia de Catalunya i Balears, cuyos tres últimos grandes maestres han sido Genís Morillas, Miquel Guillem y el recientemente electo Vicenç Abellán.

La declaración solemne del Parlamento de Cataluña de 26 de abril de 2001, a propuesta del grupo socialista, reivindicó la consideración y el reconocimiento hacia las obediencias masónicas y a los injustos agravios que han recibido.

La historia de la Francmasonería en el Ampurdán puede decirse que ha tenido cuatro períodos: el de introducción, durante la guerra del Francés, protagonizado por las logias militares de Napoleón; el de esplendor, que se data habitualmente entre 1880 y 1898; el de altibajos, desde principios de siglo hasta la finalización de la guerra civil; y el de renacimiento, a cuyo triunfo quiere contribuir la R.·.L.·. Pedra Tallada de Palafrugell.

En el Ampurdán existieron logias en Cabanes, l’Escala, Figueres, Garriguella, Llançà, Maçanet de Cabrenys, Pau, Portbou, Calonge, Palamós, Platja d’Aro, Sant Feliu de Guixols y, precisamente, Palafrugell.